miércoles, 5 de junio de 2013

...Tú...



Tú, mi desdicha.
Tú, mi corazón.
Tú, mi alma rota.
Tú, ser que habita en mi pensamiento
Que no sales de ahí...y allí estarás por siempre.

Que no te irás jamás de mi corazón.
No fallarás cuando necesite ayuda.
No olvidarás cuando me marche.
No te cegará la locura.
No dejará tu corazón de latir.
Siempre seguirás ahí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario