lunes, 26 de mayo de 2014

El problema no es enamorarme



El problema es que alguien se enamore tanto de tus virtudes como de tus defectos.
Que ame cada parte de tu cuerpo, de tu mente, de tu ser...

El problema es que te quiera, que esté contigo en las buenas y en las malas.
Cuando ríes y cuando lloras.
Cuando eres fuerte, pero también cuando te derumbas.
Que te haga reír y que te consuele.
Que te cuide, que vea en lo más hondo de tu alma sin necesidad de decirle nada.
Que tan sólo con mirarte a los ojos, pueda adivinar si estás bien, o a punto de derrumbarte.

El problema es que exista alguien capaz de recomponer un corazón roto, un alma solitaria...sin ver sólo la coraza que lo cubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario