jueves, 29 de enero de 2015

Bienvenido 2015!



Llego algo tarde, pero este 2015 no ha hecho más que empezar.
Así que, dejemos el negativismo atrás, y vamos a comenzar este año de la mejor forma posible.
Seamos positivos y brindemos por nuestra alegría.

Podríamos...no sé...hacer un balance alegrías-tristezas de 2014 ¿no?
Hemos pasado cosas buenas y malas.
Quizá más alegrías.
Quizá más tristezas.
Pero lo que está claro es que de todo podemos aprender.
Mejorar lo malo y lo bueno.
Siempre, siempre se puede mejorar.

Para mi, personalmente, mi balance de 2014...está casi equilibrado se podría decir, o eso creo.
Alguna cosa negativa más hay por ahí, pero no querría quedarme estancada en el pasado.

Tenemos que pensar en lo que vivimos actualmente y lo que querríamos vivir.
Cosas buenas.
Quizá...también cosas malas.
Necesitamos tristeza para añorar la alegría y festejarla más.

Comencemos con alegría este año!!!

viernes, 23 de enero de 2015

Bizcocho colorido

Esta vez os traigo una receta.
Aunque poco habitual aquí, me encanta la repostería.
Esta vez, toca un bizcocho colorido
Los ingredientes que necesitamos son:
- 3 huevos (medianos o grandes, no importa)
- 1 sobre de levadura química
- 1 yogurt o en su defecto un vaso de leche
- Aceite de girasol
- Harina de trigo
- Azúcar
- Colorantes alimentarios


jueves, 1 de enero de 2015

Quizá esto de pubicar cosas no sea lo mío



Pues sí.
Últimamente siento que esto no va conmigo.
Publicar no va conmigo.
Escribir, en cambio, sí.
Ese placer que siento al escribir no podría describirlo fácilmente.
En realidad no lo sé.
Quizá tampoco sirva para escribir.
Quizá no pueda expresarme de esta forma porque a veces no me lo explico ni yo.
Quizá no sepa escribir, plasmar cosas.

Pero el hecho de publicar...no sé, siento que no pasaría nada si no publicase nada.
No sé si realmente esto lo lee alguien.
O ayuda a alguien.
O simplemente, hay alguien que pasa por aquí a reírse de las cosas que escribe una incomprendida, una chica que, simplemente, ama plasmar lo que siente de una forma u otra.

Estoy planteandome en serio dejar de publicar.
Seguiré escribiendo, pero no publicando.
No lo sé.
Es una idea que se formó en mi cabeza hace un tiempo.
No sé si la llevaré a la práctica.
Cualquiera diría que publicando esto, me contradigo, aunque sólo sea un método para informar.
Para informaros.

No quiero tomar esta decisión sola, me gustaría que quien me lea, de forma habitual o esporádica, ofrezca, en forma de comentario, su opinión al respecto.

No sé si debería olvidarme de publicar.
¿Debo hacerlo?