martes, 26 de enero de 2016

Citas // El niño con el pijama de rayas

¡Hola, hola!
Hoy repetimos la sección de la semana pasada. Haciendo un pequeño repaso de las lecturas del 2015, de los libros que me gustaría leer este año, etc... he descubierto que me quedaba un libro del año pasado al cual no le había dado la oportunidad de inspirarnos con algunas de sus mejores frases. Deciros, que el año pasado leí más libros, de los cuales hay reseña, pero no habrá citas. Algunos es debido a que quiero leerlos de nuevo, para darles otra oportunidad (y quizá cambie mi opinión de ellos) y otros es debido a que no me inspiraron lo suficiente.

Cerramos las CITAS del 2015 con... El niño con el pijama de rayas. Empecemos



- Subió despacio la escalera, sujetándose a la barandilla con una mano mientras se preguntaba si en la casa nueva de aquel sitio nuevo donde estaba el trabajo nuevo de su padre habría una barandilla tan fabulosa como aquélla para deslizarse.

- Cuando cerraba los ojos, solo notaba vacío y frío alrededor, como si se hallara en el lugar más solitario del planeta.

-... y esta vez, si bien sus ojos se abrieron desmesuradamente y sus labios formaron una O, sus manos permanecieron pegadas a los costados porque algo le hizo sentir un frío y un temor muy intensos.

- A lo lejos vio la verja que conducía a la carretera que conducía a la estación de ferrocarril que conducía a su antigua casa, pero la idea de volver a Berlín, la idea de escaparse y quedarse solo, era aun más desagradable que la idea de quedarse en Auchviz.

- De hecho, le gustaban las rayas y estaba hartándose de tener que llevar pantalones, camisas, corbatas y zapatos que le apretaban, cuando Shmuel y sus amigos podían ir todo el día con su pijama de rayas

- Bruno- dijo entonces con infinita paciencia, como si no hubiera en el mundo nada mas evidente que aquello- la alambrada no esta ahí para impedir que nosotros vayamos al otro lado. Está para impedir que ellos vengan aquí

- De hecho, allá donde mirase, lo único que veía era dos clases de personas: alegres soldados uniformados que reían y gritaban, y personas cabizbajas con su pijama de rayas, la mayoría con la mirada perdida, como si se hubieran dormido con los ojos abiertos.

- Madre no regresó a Berlín tan deprisa como había pensado. Se quedó en Auchviz varios meses, esperando noticias de Bruno, hasta que un día, de repente, pensó que quizá su hijo había vuelto a casa solo. Entonces regresó inmediatamente a su antiguo hogar, con la vaga esperanza de encontrarlo sentado en el escalón de la puerta, esperándola.


Hasta aquí las citas de hoy. Como podéis observar, se nota muchísim esa inocencia infantil que rodea la historia.

Os dejo varias redes sociales en las que suelo participar diariamente, para que podáis conocerme un poquito más =)
- e-mail: andrea.ag.94@hotmail.com
- Instagram: andreita19ag
- Snapchat: andreiita.ag


Y también podéis visitar mis otros blogs CON TACONES Y CARMÍN (blog de belleza), y LA DESESPERACIÓN DEL BIKINI (blog de dieta)


Besos!!

2 comentarios: